Bolsas protección racimos

Bolsa para la protección de racimos. Evita que los pájaros e insectos ataquen al fruto, sin necesidad de añadir ningún químico.
La bolsa protectora de racimos es fundamental para proteger el fruto durante su maduración.
Permite el aislamiento del racimo de hongos, aves, insectos y microorganismos dañinos para su desarrollo. Además al estar protegido el racimo adquiere un acabado más limpio (sin polvo y suciedad) y sano.
Se coloca cuando la uva tiene aproximadamente 4-5 mm de forma manual y permanece colocado unos dos meses. Este proceso permite una maduración más uniforme del racimo ya que la bolsa difumina la luz.
El empleo de bolsas durante los meses de verano retarda el proceso de maduración por lo que el fruto resultante es algo más dulce de piel suave y pulpa más firme

 

 

Color: blanco roto

Composición: celulosa parafinada

Duración: 1 campaña

Presentación: Paquetes de 100 ud

Referencia: PLABOUVA01


Disponemos de dos tamaños:

  • Bolsa abierta: 14x30x42cm (Tiene una solapa en la parte inferior)
  • Bolsa cerrada: 26x42cm